Futuros o CFDs.

Tú eliges qué opción es la mejor para ti, Futuros o CFDs.


Los contratos por diferencia (CFD) y los futuros son dos tipos de instrumentos financieros que se utilizan para especular sobre el precio de un activo subyacente, como una acción, una materia prima o un índice. Ambos instrumentos permiten a los inversores obtener ganancias o pérdidas en función de la fluctuación del precio del activo subyacente, sin necesidad de poseer el activo en sí. Sin embargo, existen algunas diferencias clave entre los CFD y los futuros.


Una de los principales diferencias es el plazo. Los futuros tienen una fecha de vencimiento fija y deben ser liquidados en el momento del vencimiento, mientras que los CFD son instrumentos a plazo indefinido y pueden ser mantenidos abiertos durante un período indefinido de tiempo.


Otra diferencia importante es la forma en que se liquida el instrumento. Los futuros se liquidan en efectivo, lo que significa que el comprador o el vendedor recibe o paga la diferencia entre el precio del contrato y el precio del mercado cuando el contrato vence. Los CFD, por otro lado, se liquidan en efectivo, lo que significa que el comprador o el vendedor recibe o paga la diferencia entre el precio del contrato y el precio del mercado en el momento en que se cierra el contrato.


Además, los futuros son instrumentos altamente estandarizados que se negocian en una bolsa, mientras que los CFD se negocian de forma OTC (over the counter), lo que significa que se negocian directamente entre dos partes sin pasar por una bolsa. Esto puede dar lugar a diferencias en los costos y la liquidez entre los dos instrumentos.


En resumen, los futuros y los CFD son dos instrumentos financieros utilizados para especular sobre el precio de un activo subyacente, pero existen algunas diferencias importantes en cuanto a su plazo, forma de liquidación y forma de negociación.



Scalping-Traders.com


Close Menu